lunes, 26 de noviembre de 2007

Aquellos amigos...



















"Guido, i' vorrei che tu e Lapo ed io

fossimo presi per incantamento..."


Oigo la "Suzanne" de Leonard Cohen. Bueno, otros quizá se complazcan en perversiones más caras. Quiero decir que la escucho y, ya puesto, me trasiego el disco completo de las "songs": "Master song", "winter lady", etc., etc. Y me acuerdo de ellos, de todos, uno detrás de otro, por entonces, de ellos y de ella, sin orden previo alguno, un tanto barajados: ella quizá primero (por algo más que la cortesía) y ellos después. Aquellos años y esta tarde. Escucho "Master song" y "Marianne" y lo demás, y me veo metido en una curiosa discusión de por aquellas fechas, en el foro, no sé cómo ni por qué, en la que salía Antígona (¿o era Medea?) y alguien entonces hablaba por allí de George Santayana y todos acabábamos con alguna griega desmelenada y me acordé de Isadora Duncan esta mañana y otra vez esta tarde con el disco. Y ahora mismo suena "Marianne" en el disco aquel ( "and cry...and..."), el disco de la horrible contraportada ("so long, Marianne,...and cry") algo chirriante, como de unos 70 modernuzos, pero que yo la asociaba tanto con "Marianne", y la charla y la ocasión de aquel preciso entonces y ahora las notas de las "Sisters of Mercy" (¿las euménides", otra vez?). Y eso, que de este disco se trataba.

Algo que inevitablemente forma parte de mi "máscara", de su íntima trama, es esta particular clase de compuesto, de sopa de convento musical ("musical broth") capaz de arrastrar determinados "states of mind" de fecha tan alejada y reinventármelos ahora mismo cuando esa tal música suena por el cuarto. Enfermedad (seguramente). Léanse, una vez más, los avisos que dos entradas antes de ésta y en nota hago sobre el particular de un cierto rato semejante el otro día (son de Borges, oiga).

(ahora mismo: el acorde de guitarra con que se inicia "teachers"). ("and cry...")

5 comentarios:

  1. Una de las cosas buenas de la música enlatada es precisamente que deja flecos, hilos de los que tirar, devanar el tiempo y arrastrar las fotos fijas de la memoria mezcladas y embellecidas.

    Bendita enfermedad, tiempos de arena, notas que justifican la añoranza y un dejarse llenar de lo que fueron con un sabor amargo a labio herido.

    Y Suzanne...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, manoletel. Ya veo que compartimos más de una afición y alguna que otra "manía".

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Cómo sois los dos...

    No se os puede dejar sólos ni con un catarro...

    Besos.

    M.

    ResponderEliminar
  4. Querido.
    He visto que no encontrabas tal cuadro.
    Guarda esta dirección.
    http://pintura.aut.org/

    Vas allí, pinchas en introducir texto y puedes buscar por obras, temas, o por autor.
    Concretamente metiendo Kitaj, aparecen todas sus obras, o casi todas...el caso es que aparece la que tu buscabas.
    La puedes copiar (pinchando en la fotuca se hace más grande) y la puedes subir a blogger.

    Es una web genial.

    Beso enorme.
    M.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Miranda, pocholísima.
    No se te escapa una.

    Acabo de ponerte un guiño al "Aria-Echo" 39 ahí arriba.

    Abrazos apuchurrantes
    Javi

    (estoy en el Insti ahora)

    ResponderEliminar

Cariñosas las observaciones