martes, 5 de mayo de 2009

Abstracto (Bronk, Ceravolo y Robin Blaser)

Nacido en Fort Edward, Nueva York, en 1918. Su familia se traslada a Hudson Falls, donde vive infancia y adolescencia. Estudia en Dartmouth College (donde fue alumno de Sidney Cox) y pasa un año en Harvard (Harvard Graduate School) que abandona para dedicarse a escribir. Después de la guerra se encarga de la dirección de La Empresa familiar de carbón y madera (William M. Bronk Coal and Lumber Company) en Hudson Falls. Tras alguna esporádica publicación antes de los 50, que Robert Creeley incluyera unos poemas suyos en la Black Mountain Review y Cid Corman en Origin, lo vinculan al grupo de poetas objetivistas (Oppen, sobre todo) y experimentales de los 50-60 (Olson, Levertov, Corman), pese a la distancia estilística que media entre su poesía y la de ellos.
Poesía cincelada y escueta, se diría pétrea. Su tema central y virtualmente único es la cuasiontológica soledad del hombre y su correlativa “ausencia de mundo” (el “no mundo” como lo llamaría nuestro paisano Juan Eduardo Cirlot) en múltiples variaciones de circunstancia ejemplar, a manera de un impecable y nítido museo de jade, más que de cera, dibujo del vacío esencial, la nada constitutiva de la humana experiencia de eso que consideramos “lo real” (y él denomina “the worldless”). Editados primero en las cuidadas y minoritarias ediciones de la Elizabeth Press, sus libros fueron logrando alguna mayor difusión que culminará en la recopilación Life Supports. New and Collected Poems, North Point Press, San Francisco, 1982, más la de sus ensayos Vectors and Smooothable Curves. Collected Essays. North Point Press, San Francisco, 1985 (ahora reeditados ambos por Talisman Press tras desaparecer North Point). Libros posteriores estilizan su poesía, la concentran si cabe: Manifest; and Furthermore (1987), Death Is the Place (1989), Living Instead (1991).
Encuentro esta tarde un poema breve que se me antoja cercano al final de la entrada anterior:

ABSTRACCIÓN PERSISTENTE

Entre eso y yo algo hay en medio.
Eso y yo nos iremos pronto los dos.
Entre eso y yo hay amor y deseo.
Mientras somos abstractos seguimos aquí.

_________________
PERSISTENT ABSTRACTION
Between me and it is something between.
I and it will both be gone soon.
Between me and it are love and desire.
As we are abstract are we here still.

De Finding Losses [1976] en Life Supports, New and Selected Poems, North Point, San Francisco, 1982, p. 191.

Puede leerse versión de un par de poemas suyos aquí.

__________

.... y esta otra tarde esto otro de Joseph Ceravolo


DONDE EMPIEZA LO ABSTRACTO

Aquí me siento a las 4:00
¿Debiera decirlo?
La muerte me sucedió
Y el ataque rebosó
Mi pensamiento físico
Tal como yazgo
Debe ser mi pensamiento subyacente

Fíjate bien ahora de dónde procede
Fíjate bien ahora dónde comienza lo abstracto
Aquí me siento, aquí yazgo
Son las 4:15

Y debiera decirlo
Bien a las claras, bajo las estrellas
que rebotan en mi cuerpo físico
Mi no existencia dentro de
Las nieves de la carne abstracta
____________

WHERE ABSTRACT STARTS

I sit here it is 4:00
Should I say it?
Death occurred to me
And the fit over bounded
My physical thought
As I lie here
It must be my underlying thought

Know now where it comes from
Know now where abstract starts
I sit here, I lie here
It is 4:15

And I should say it
Out in the open, under the stars
Rebounding in my physical body
My non-existing into
The snows of abstract flesh

(No se encuentra en la antología The Green Lake is Awake, Coffee House Press, Minneapolis, 1994. Aparece citado, como publicado en el número de la revista The Nation del 18 de febrero de 2008, aquí. Y para ver algo más de Ceravolo en este blog ir aquí)

O lo que denominaba Robin Blaser, en una entrevista, abstracción totalitaria: "La peor violencia es una abstracción de otra abstracción, una vez tras otra".


_____________
"The worst violence is an abstraction of abstraction, over and over again". RB en una entrevista de 1999.
Ver el comentario de Meredith Quatermain aquí:

"For Blaser, the ‘unrecognized disaster’ is the ‘blasphemy’ committed when human institutions substitute limited certainties for the totality of the possible — the totality of the forest. This is what Dante’s hell shows us — a theme Blaser sounds again in The Last Supper, his libretto composed for Sir Harrison Birtwistle’s acclaimed opera. In answer to this disaster, Blaser seeks not only to revive the public world but also to re-enact the lyric as a staging of public voices seen through the lens of a ‘singularity’ of body, soul, and intellect. ‘[K]nowledge (logos) is an activity, a revelation of content, requiring the specific, the particular, the place’ he says in ‘Particles’ his 1967 essay on poetry and politics. ‘The worst violence,’ he comments in the 1999 interview, ‘is an abstraction of abstraction, over and over again.’ As a refusal to abstract, the lyric voice is crucial to democracy and crucial to life. For it is not God, but man, who is dead, Blaser argues (suggesting this was Nietzsche’s conclusion also)."

(Sirva esta breve referencia a Blaser de mínimo recuerdo al poeta fallecido el pasado 7 de mayo a los 84 años en Vancouver, el último en irse del trío fundador del llamado “Renacimiento de Berkeley”, con Robert Duncan y Jack Spicer, en los años 40-50 del pasado siglo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cariñosas las observaciones