viernes, 6 de junio de 2008

Caballo


Al caballo que espera.

Para una fotografía de caballo mirando.


¡Vamos a alimentar a ese caballo con un ramo de alfalfa!
Con un ramo de avena madruguemos para cantar al alba la canción prometida, la esperanza de que vuelva a salir el sol de nuevo, que tan vieja costumbre no se pierda, que el día empuje al día, consecuente, y entre todos aupemos el fenómeno: vamos a alimentar al sol que nace, a la vaca que ríe, vamos todos en unión, defendiendo esa bandera, a alimentarnos juntos para siempre.

¡Vamos a alimentar a ese caballo con un ramo de alfalfa!
Porque pide y pide algo y no se cansa: démosle su ración a ese caballo tan serio que tenemos siempre al lado, que no nos abandone el pobre nunca, el caballo apaleado de las granjas que madrugan a ver si sale el día: vamos a alimentar, todos, sí, todos, con un ramo de alfalfa al miserable y serio caballo que nos mira.
___________
Gracias, Harry, por el detalle.
Esta nota, como se indica, aprovecha un despertar tempranero.

2 comentarios:

  1. Gracias, Javier, por su buen despertar mañanero.

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo, Harry.
    En fin, prontos...

    ResponderEliminar

Cariñosas las observaciones